Compartir Compartir      
 

 

La solidaridad, la gran presente en la tragedia

La generosidad y voluntad de ayudar se hizo notar.  Decenas de coches llevando víveres, artículos de limpieza, ropa, utensilios para las labores de rescate, etc.

Jóvenes Claretianos

Ante el evento sísmico de 7.1 grados en la escala de Richter, que azotó el martes 19  la parte centro de México, afectando a la CDMX, Morelos y Puebla principalmente, y después del pánico que imperó, la respuesta humana no se hizo esperar, y muchas personas se sumaron para brindar oportuna ayuda.

Los claretianos de la CDMX, establecimos un centro de acopio en las instalaciones del Dispensario de la Colonia del Valle (una de las zonas de la ciudad más dañadas), 

El miércoles 20, llegó temprano un camión de la planta de San Judas Tadeo para proveer agua para los damnificados. Fueron convocados jóvenes del MJC (Movimiento de Juventudes Cristianas) que sesiona en la Parroquia del Purísimo Corazón de María, a los que sumaron otros voluntarios de distintos puntos para las labores de descargue y cargue, separado de víveres y armado de despensas, elaboración de paquetes con medicamentos de primeros auxilios, preparado de comida perecedera, etc.

La generosidad y voluntad de ayudar se hizo notar.  Decenas de coches llevando víveres, artículos de limpieza, ropa, utensilios para las labores de rescate, etc.

El espacio del dispensario habilitado como bodega, se habrá llenado y vaciando unas tres veces, destinando ayuda en más de cincuenta viajes, a puntos referenciados con mayor necesidad (Xochimilco, las colonias Portales, Condesa, Linda vista, etc. y al Estado de Morelos. 

El miércoles fue frenético, con momentos iniciales de descontrol y exceso de personas en torno, pero prevaleciendo fuertemente la voluntad de brindar ayuda oportuna. A lo largo de la jornada el sentido común y el fuerte deseo de ayudar fue trazando la logística a seguir.

El jueves, cuando esta nota se escribe en torno a las 14:00, después de ponderar la situación y trazando la estrategia de canalizar lo que aún teníamos, dado que ya hubo pocas donaciones, cerramos el centro de acopio.

Diez y siete horas de trabajos, en dos jornadas, como 100 personas sumando esfuerzos y una sola voluntad, ayudar a quien más lo necesitaba, es el resumen de esta experiencia.

Secretaría Provincial

 

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño