Compartir Compartir      
 

 

Cuando sucedan terremotos


Señor, yo no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que digas una sola palabra y mi muchacho quedará sano.

Corazón de María

Cuando sucedan terremotos o algunas otras contrariedades, ¿Qué podemos hacer? Acudamos a San Judas; un día andando con Jesús,  escuchó  que dijo: “habrá grandes terremotos, epidemias y hambres ….. pero todavía no es el fin”.  Vendrán  algunos que dirán¨: “yo soy el mesías“. Que nadie los engañe.  

En este tiempo de la liturgia se nos invita a pensar en los acontecimientos últimos de nuestra vida humana, por eso nos recuerda que algún día será el fin de nuestra vida y para que ese fin sea con buenos  resultados para nosotros hemos de cuidarnos de reaccionar debidamente ante los acontecimientos  de grandes calamidades y no dejarse engañar por las explicaciones de los falsos mesías. 

San Judas escucha a Jesús que se muestra como el salvador, como el camino, la verdad y la vida. No se presenta como el que envía calamidades, sino como el que nos acompaña también cuando vienen esas calamidades, fortaleciéndonos, guiándonos y cuando lo ve conveniente librándonos de ellas.

En esta ocasión se nos invita a saber conservar la fe, la confianza en la intercesión de Sa Judas a pesar de que se presenten grandes calamidades. Con una convicción de esperanza en una vida eterna que nos espera busquemos con San Judas el remedio posible de nuestros males.

P.Héctor Núñez Gutiérrez, CMF

Copyright © 2013 Misioneros Claretianos de México. Todos los Derechos Reservados
Av. Cuauhtémoc 946, Col. Narvarte, México D.F. 03020 - MÉXICO Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet
Experiencia web     Estop diseño